Diabetes Gestacional o Diabetes Mellitus del Embarazo (DMG)

¿Qué es la diabetes gestacional?
Es una complicación que se presenta durante el embarazo (3-10% de las mujeres embarazadas) debido a la carga hormonal y la producción insuficiente de insulina para los niveles altos de glucosa presentados en la sangre de la mujer embarazada.


¿Qué causa la diabetes gestacional?
El embarazo representa una sobrecarga para el metabolismo de la mujer embarazada. Las hormonas del embarazo y los requerimientos de insulina aumentan durante el embarazo.

En el páncreas se produce la hormona insulina, la insulina reduce los niveles de azúcar en la sangre y regula la absorción del azúcar (energía) en las células del cuerpo.

Durante el embarazo los requerimientos de insulina aumentan y si el páncreas de la mujer embarazada no logra compensar este aumento en la demanda de insulina, el azúcar en la sangre se eleva y es cuando se habla de diabetes gestacional.

Generalmente, después del nacimiento del bebé, los requerimientos de insulina bajan y la diabetes gestacional suele desaparecer al cabo de unas horas o días.

¿Quiénes están en riesgo de contraer diabetes gestacional?
Las mujeres embarazadas mayores de 30 años.
Las mujeres con sobrepeso antes del embarazo.
Las mujeres que tienen algún familiar con diabetes mellitus tipo 2.
Las mujeres que durante el embarazo han presentado glucosa en muestras de orina.
Las mujeres que en algún embarazo previo tenían ya diabetes gestacional.
Las mujeres que han dado a luz algún bebé que haya pesado más de 4.5 kg.
Las mujeres que hayan tenido más de 3 abortos espontáneos.
Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP).
Las mujeres que presentaron anteriormente una resistencia a la insulina.
Las mujeres a las que se les ha diagnosticado con prediabetes.
Las mujeres que fuman.

¿Cómo se diagnostica la diabetes gestacional?
A partir de la semana 24 del embarazo, es cuando la demanda de insulina aumenta constantemente. Es por eso que entre la semana 24 y 28 se recomienda realizar una prueba de tolerancia a la glucosa.
La prueba consiste en beber en ayunas una solución de glucosa (una especie de jugo dulce concentrado) y mediante muestras de sangre, se evalúan los mg/dl de glucosa en la sangre en tres ocasiones, primero en ayunas, después a la hora de haber tomado la solución de glucosa y por último a la segunda hora.
Si se exceden los límites en los valores 90/180/155 (en el dedo) o 85/165/140 (intravenosa) se habla de una diabetes gestacional.

¿Es la diabetes gestacional peligrosa?
Para la madre existe el riesgo de infecciones urinarias, hipertensión arterial, edema, proteína en la orina, contracciones prematuras, aumento o presencia excesiva de líquido amniótico.

Los niveles altos de glucosa en la sangre pasan al bebé por la placenta, y la producción de insulina del bebé aumenta lo que resulta en un crecimiento acelerado del bebé haciendolo grande y pesado.

Normalmente se dice que bebés de madres con diabetes gestacional no tratadas nacen pesando arriba de los 4 kg, lo que resulta en complicaciones durante el nacimiento, además de que el bebé puede ser prematuro y/o tener problemas respiratorios.

El bebé también tiene el riesgo de tener hipoglucemia después del nacimiento ya que su páncreas había estado produciendo insulina necesaria para los niveles altos de glucosa que la madre tenía en su sangre y éstos valores cambian al nacer.

30101171_s

¿Cómo se trata la diabetes gestacional?
La parte más importante del tratamiento de la diabetes gestacional es la alimentación.
Una alimentación adecuada puede mantener en orden los niveles de glucosa en la sangre de la madre y por lo tanto, mantener un crecimiento normal del bebé.
Cuando los niveles de glucosa sigan altos a pesar de cambios en la alimentación, es probable que el médico prescriba inyecciones de insulina.

¿Cómo y qué debo comer con diabetes gestacional?
Es importante recalcar que durante el embarazo no se debe “comer por dos”,  sólo se deben consumir las caloríás suficientes para los dos.

Es importante comer diariamente verduras, frutas, ensaladas.
Preferir cereales integrales y granos enteros.
Incluir diariamente productos lácteos.
Beber 2 litros de agua diarios.
Usar sal con moderación.

Seguir el balanceado criterio de:
40-50% Carbohidratos (ricos en Fibra)
20% Proteínas
30-35 % Grasas

Recetas

En cuánto a frutas y verduras, se recomiendan 5 al día.
Normalmente no más de 2 porciones de frutas diarias.
Cereales integrales y papas con piel.
3 porciones de productos lácteos al día.
De 3 a 4 porciones de Carnes magras y Legumbres a la semana.
2 porciones de Pescado a la semana.
2 cucharadas de Aceite al día (para cocinar o para aderezar ensaladas)
1 cucharada de Mantequilla al día.

Movimiento es Importante.
Caminar, nadar, usar crosstrainer o bandas para caminar en casa, aeróbics, pilates y yoga para embarazadas, todas estas son buenas opciones.
El ejercicio en moderación ayuda.

¿Cómo se puede disminuir el riesgo para el bebé de contraer diabetes?
¡Amamantando!
Darle pecho al bebé (durante 4-6 meses) disminuye el riesgo de que el bebé contraiga diabetes.

Estar embarazada no es una enfermedad, el páncreas a veces se encuentra bajo estrés y no responde como se necesita. 
Hay que buscar ayuda médica, tal vez sea suficiente cambiando la alimentación diaria, tal vez sea necesario administrar insulina inyectada, lo importante es llevar una vida sana con una buena alimentación balanceada y movimiento suficiente para que tanto la madre como el bebé se encuentren bien.

1209 Total Views 1 Views Today
¡ Gracias por compartir !
Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestPrint this pageFlattr the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *