Introducción de Alimentos por Edad del Bebé

A partir del quinto o sexto mes de edad del bebé se pueden introducir diferentes alimentos de forma pausada y tranquila, ésto será de valor para una alimentación sana y balanceada en el futuro.

22167974_s

La leche materna (o fórmula de continuación) deberá ser la base de la alimentación durante los primeros meses de introducción a los alimentos, nunca siendo menos de 500 ml de leche al día.

No se recomienda dar en una misma comida 2 alimentos nuevos que nunca antes se hayan probado.

Los niños con antecedentes familiares de atopía (trastornos alérgicos) deben evitar alimentos altamente alergénicos en el primer año, por ejemplo: cereales con gluten, leche de vaca, huevo (clara de huevo), mariscos, nueces, fresas, miel de abeja.

A continuación se muestra en la tabla el mes en el que sería recomendado introducir cierto tipo de alimento:

AlimentacionComplementariaBeikostHP
Lácteos:
La leche de vaca nunca se introducirá antes de haber cumplido un año de edad. Al incluirse en la dieta, debe ser leche entera y no reducida en grasa a menos que lo indique el médico.
El yogurt natural sin azúcar agregada se puede ofrecer a partir de los 5 meses de edad. Puede ser sólo o mezclado en una papilla con alguna fruta que ya se haya introducido previamente.
Queso fresco también puede incluirse en la dieta a partir del quinto mes. Quesos fermentados o curados después del octavo mes.

Cereales:
Las primeras opciones son el arroz, maíz al no contener gluten, después la avena y en el octavo mes se podrá introducir el trigo, cebada, centeno.

Frutas y verduras:
A partir del 4o mes pueden tomarse frutas sin piel, sin semillas, sin azúcar agregada ni mezcladas con cereales u otras cosas. Un puré de plátano maduro, puré de manzana cocida, o jugo de naranja natural recién exprimido son opciones.  En cuanto a las verduras, hay que tener cuidado con las que contienen altas cantidades de nitrato como espinacas y betabel, con las que pueden crear gases y malestar como la coliflor, nabo, y con las más aromáticas como el ajo y cebolla. Puede ofrecerse en forma de puré o mezcladas con un poco de puré de papa en caso de preferir esta consistencia. Puede ser una buena opción ofrecer primero el caldo, luego la verdura en puré mezclada con un poco de la leche que normalmente toma el bebé. Cuidar de no sobre cocinar y nunca agregar sal, sólo un poco de aceite de oliva o canola.

Carne:
Introducir primero las menos grasosas como pollo y filete de res. De 10 a 15 gramos por día, e ir aumentando por mes 10 gramos, máximo 40 – 50 gramos al día. Mezclar con verduras previamente incluidas en la dieta.

Pescado:
Primero pescados blancos, después atún, salmón. Si hay antecedentes de alergías, incluirlo después de cumplir el año de edad.

Huevos:
Siempre cocidos, nunca crudos. Primero introducir la yema cocida, un cuarto de yema será suficiente y aumentar gradualmente. Puede ser agregada al puré de verduras. Puede sustitur a la carne tomando 2 o 3 yemas por semana. La clara de huevo contiene ovoalbúmina que puede provocar alergias, por eso no se recomienda introducirla sola.

Legumbres:
A partir del 15 mes de edad, sin piel para facilitar la digestión. A esta edad ya puede darse la misma alimentación que al resto de la familia cuidando las cantidades.

No es conveniente forzar al pequeño a comer algo que está rechazando. Se debe seguir ofreciendo el alimento, pero nunca forzarlo a que lo coma. A veces puede ser sólo cuestión de la consistencia de la papilla y no tanto del sabor, así que intentar mezclar con algo que ya conoce y le gusta puede ser opción.

 

1859 Total Views 1 Views Today
¡ Gracias por compartir !
Email this to someoneShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestPrint this pageFlattr the author

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *